sábado, 19 de diciembre de 2015

DÍA DE LOS SANTOS INOCENTES


Cada 28 de diciembre se festeja el Día de los Inocentes, jornada en que incluso es común que las bromas abunden... pero ¿de adónde viene esta celebración? 
El Día de los Inocentes tiene más de mil años de historia y comenzó como la fiesta católica de los "Niños Inocentes", en conmemoración a la matanza de todos los pequeños menores de dos años ordenada por Herodes al enterarse que había nacido el Mesías.
Eso sí, con el paso del tiempo, la tradición pagana fue quitándole el aspecto trágico a la fecha hasta convertirse en el "Día de los Santos Inocentes", una oportunidad para jugarle bromas a los ingenuos.

La historia a fondo

De acuerdo a lo relatado en el Evangelio de San Mateo, la historia de esta tradición parte cuando unos magos llegan a Jerusalén en busca del futuro Rey de Israel que, según ellos, acababa de nacer. Ellos explicaron que habían visto aparecer su estrella en el Oriente y recordaron la profecía del Antiguo Testamento que decía: "Cuando aparezca una nueva estrella en Israel, es que ha nacido un nuevo rey que reinará sobre todas las naciones".
De acuerdo a San Mateo, Herodes el Grande, obsesionado con el poder y por el temor a perderlo, al enterarse que había nacido un nuevo rey, ordenó que le dieran muerte inmediatamente.


El mismo relato detalla que Herodes se reunió con los magos fingiendo un interés por el niño y los despidió con un "vayan y se informan bien acerca de ese niño, y cuando lo encuentren, vienen y me informan, para ir yo también a adorarlo".
Los magos se fueron a Belén guiados por la estrella que se les apareció otra vez, al salir de Jerusalén, y llenos de alegría encontraron al niño Jesús junto a laVirgen María y San José; lo adoraron y le ofrecieron sus regalos de oro, incienso y mirra.
No obstante, a través de sus sueños recibieron un aviso de Dios de que no volvieran a Jerusalén y regresaron a sus países por otros caminos, mientrasHerodes se quedó furioso y sin poder saber dónde estaba el recién nacido.
Después de esto, rodeó con su ejército la ciudad.



LITERATURA PARA NIÑOS, UNA FORMA NATURAL DE APRENDER


TOMADO DE:http://www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/26689/1/articulo1.pdf

El propósito del artículo es destacar la importancia de la literatura infantil para motivar e involucrar a los niños con la lectura a fin de despertar la creatividad y el desarrollo de la imaginación. Para ello, se plantean tres aspectos fundamentales: 
1) Funciones de la literatura infantil; 
2) Papel del docente como promotor de la literatura infantil; y 
3) Estrategias que favorecen el aprendizaje natural de la lectura, relacionadas con la literatura para niños. El análisis se fundamenta en el enfoque constructivista del aprendizaje del lenguaje. Se concluye con la mención de algunas consideraciones teóricoprácticas para mejorar el trabajo de la literatura infantil en el aula.

Por Dilia T. Escalante y Reina V. Caldera, Universidad de los Andes Núcleo Trujillo.


lunes, 14 de diciembre de 2015

"LITERATURA NAVIDEÑA"

Tomado del Blog "Algún día en Alguna Parte"
Navidad es una fiesta alegre para algunos, nostálgica y más bien tristona para otros porque recuerdan a seres queridos que les dejaron, una conmemoración religiosa en nuestros tiempos para los menos y de jolgorio con días de asueto para los estudiantes, sobre todo los más jóvenes y, en general, una fiesta muy familiar y hogareña aunque estas últimas notas se van diluyendo con el transcurso del tiempo.
Drama o comedia, la Navidad constituye una suerte de género, un alarde literario que, en sí mismo, contiene sus particularidades expresivas, desde la novela, la poesía, el teatro y, sobre manera, el cuento. Todos los grandes escritores le han dedicado al menos un relato. Vamos a hablar de cuentos navideños. Curiosamente muchos tienen el mismo título: “Cuento de Navidad”.
Cuento de Navidad de Guy de Maupassant.
Es la historia de una mujer, la del herrero que encuentra un huevo de gallina en medio de una nevada. Al comer el huevo, la señora es presa de convulsiones y temblores, quedando con la apariencia de una endemoniada. Al final es curada al parecer ante la contemplación de las fulgurantes irradiaciones de la custodia de oro en la iglesia del pueblo. Un cuento muy en la línea de este autor, que trata en sus cuentos muchos hechos misteriosos.
El niño no había podido embarcar en la nave con su arbolito de Navidad y luces de colores, pero sus padres le tenían preparada una sorpresa en el espacio. Es un cuento maravilloso.
Cuento de Navidad de Vladimir Nobokov.
Un joven aprendiz de escritor lee su primera narración ante su mentor, crítico literario, y uno veterano. El crítico calla, el escritor ya conocido pone algunas trabas a la obra del principiante. El crítico, en silencio, finalmente sugiere que para un principiante un cuento de Navidad sería un inicio adecuado y da algunas ideas, que finalmente, tras una lucha esforzada porque la inspiración se resiste a llegar, aprovecha el escritor consagrado, Novodyortsev, “robando” la idea destinada a otro. Este es el comienzo
Cuento de Navidad” (o Canción de Navidad) de Charles Dickens.
Escrito en 1843, esta novela corta dividida en cinco capítulos que han sido definidos como estrofas por su autor, narra la historia de Ebenezer Scrooge, un avaro frío y calculador que, en Navidad, aprende a reír.
Son los fantasmas de la Navidad pasada, presente y futura los que le hacen ver que “me habría gustado, lo confieso, gozar de la ingenua libertad de un niño y, no obstante, ser lo bastante hombre como para apreciar su valor”.
Vanka” de Anton Chejov.
Es un precioso y tierno cuento de Navidad, en el que un pequeño de nueve años, aprendiz de zapatero en Moscú, pobre y que lleva una vida mísera, se dirige a su abuelo para que venga por él.
Una Navidad sentimental. Es un paisaje de Navidad sentimental, heredado por el misterio de la literatura. Un paisaje de luces, abetos, filantropía, renos, muérdago, regalos y Santa Claus, Hermanos Grimm, Hans Christian Andersen. “El deseo de Navidad de Pat Hobby“, de Francis Scott Fitzgerald.
Y hasta de “El suplicio de Año Nuevo (1884), que Anton Chejov compuso retratando las visitas de cortesía que se hacían a familiares y conocidos para felicitar el año nuevo en la Rusia zarista.
De la esperanza y el fervor religioso de Nicolás Gogol en su “Nochebuena” al Truman Capote de “Una navidad“, que recrea autobiográficamente ese instante tenebroso en que alguien nos dice que Santa Claus o los Reyes Magos no existen.
Hay muchos más cuentos que tienen como título la palabra Navidad y numerosos escritores que han escrito narraciones sobre el tema:
Un árbol de Noel y una boda”, de Fiodor Dostoyevski: una alegoría acerca de la esperanza y de la capacidad del ser humano de redimirse.
Estas navidades siniestras” de Gabriel García Márquez, es un pequeño cuento de Navidad, apenas conocido y publicado en la Revista de Cubana de Aviación en 1993. Un crudo retrato contemporáneo, casi un artículo de opinión que acaba proclamando:
Navidad en el Rhin” de Luigi Pirandello, un relato temprano, de 1896, donde el autor exclamaba:
“¡volvámonos buenos todos, ahora que se acerca la Santa Noche y perdonemos”.
Dylan Thomas escribió “La Navidad de un niño en Gales“, una conversación entrañable entre un abuelo y su nieto, rememorando navidades en la orilla de un pueblo costero; también es referencia obligada en los países anglosajones.
Otros títulos son:
Cartas de Papa Noel” de J.R.R. Tolkien Y esa bella parábola de Oscar Wilde que es “El gigante egoísta” y  “El cuento de Navidad de Auggie Wren“, de Paul Auster.
Hay también otro espíritu navideño también en la literatura española. El de “La adoración de los Reyes” de Valle-Inclán, “Lo que lleva el Rey Gaspar” de Azorín, “Nochebuena aristocrática” de Jacinto Benavente. Y de Bécquer, Clarín, Blasco Ibáñez, Francisco Ayala…
Misa del Gallo, Nochebuena, villancicos, portal de Belén, Nochevieja, Reyes, hasta el Gordo del sorteo de Navidad… “Todos estos acontecimientos encuentran su lugar en estas narraciones, y su lectura es, además de un gozoso entretenimiento, un medio singular de mantenerlos vivos, de reconocer nuestra identidad cultural en las fiestas más hermosas del año”, afirma Rafael Alarcón Sierra, que ha recopilado relatos en dos volúmenes en “Cuentos españoles de navidad“. Van desde “La Nochebuena del poetade Pedro Antonio de Alarcón, a “La mula y el buey“, de Benito Pérez Galdós.
Y los numerosos que escribió Emilia Pardo Bazán con su naturalismo a lo Zola: “Cuentos de Navidad y de Reyes“, “Nochebuena en el infierno“, “Cena de Navidad“, “Los santos Reyes“, etc.
Y América lo suscribe relato a relato. “Las misas de Navidad” del mexicano Manuel Gutiérrez Nájera, “Cuento de Nochebuena” del también modernista Rubén Darío y “La adoración de los Reyes Magos” del gran Manuel Mújica Lainez, inspirado en el cuadro de Pedro Pablo Rubens en el Museo del Prado. Hasta Horacio Quiroga, genio del cuento breve, que escribió “Noche de Reyes” o un “Cuento laico de Navidad

viernes, 4 de diciembre de 2015

EL CASCANUECES


DE REGALO EN ESTA NAVIDAD
EL CASCANUECES
LA HERMOSÍSIMA OBRA DEL TALENTOSO
ERNST THEODOR AMADEUS WILHEM HOFFMAN

UN TEXTO PARA LEER EN FAMILIA 
Y DISFRUTAR JUNTO A NUESTROS HIJOS





martes, 1 de diciembre de 2015

CUENTO DE NAVIDAD DE CHARLES DICKENS



FELIZ INICIO DE LA NAVIDAD! QUE ESTAS FIESTAS TRAIGAN AMOR Y PAZ PARA TODOS Y GRANDES BENDICIONES DEL ALTÍSIMO.
LES DEJO COMO REGALO DE COMIENZOS DE ESTAS NAVIDADES UN MARAVILLOSO CUANTO NAVIDEÑO DEL AFAMADO ESCRITOR
CHARLES DICKENS,
DISFRUTEN LA LECTURA!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leer Almas de Papel

Somos un proyecto literario incipiente que pretende promover el disfrute de la lectura y la escritura...
Anímate a viajar entre las páginas de un libro, a soñar junto a tus personajes favoritos, y a crear nuevos mundos!

.

.